Los smart phones han asesinado la cultura

El promedio de lectura en México es aproximadamente de dos libros al año; cifra que varía según el organismo que lo declare, por ejemplo la UNESCO calcula que son 2,8 libros/año (pues será). Lo que es seguro es que este número se alcanza gracias a que hay algunos mexicanos que leen entre 40 y 70 libros anuales (algunos más) y ayudan, de esta forma, a incrementar este dato estadístico. Por otro lado, hay personas que probablemente no han tenido un texto en la mano desde su periodo escolar (y que obviamente no están leyendo estas líneas) y otros, por desgracia, son presas del analfabetismo que sigue afectando a millones de mexicanos.

 

Cuando llegué a España, hace diez años, quedé admirado por la enorme cantidad de personas que leen en este país. En ese momento era raro subirse en un autobús o en un vagón de metro y no encontrarse por lo menos a una persona con un libro en la mano. De hecho, lo habitual era ver a muchos individuos absortos en sus lecturas (la calidad de las mismas es otra historia). En aquel entonces, en los parques, las plazas, las salas de espera de los hospitales y casi en cualquier rincón se podía observar a un asiduo de la lectura.

 

Sin embargo, esta tendencia ha cambiado radicalmente desde hace poco más de un año (quizá más). Se sigue viendo a mucha gente leyendo, esto no ha llegado al grado de México, pero ahora en los vagones del metro o en los autobuses se ven menos libros (incluso hay momentos en los que no se ven).  Ahora lo que se observa es a muchas personas con el teléfono móvil (por lo general un smart phone) chateando, mandando algún correo, viendo el Facebook o directamente jugando con él. Este síndrome afecta especialmente a los jóvenes, aunque la gente mayor no está exenta de este fenómeno.

 

Habrá quien esté pensando que los tiempos han cambiado y con ello los hábitos de lectura. Que muchos de los usuarios de estas tecnologías sí que leen, pero que ahora lo hacen desde estas terminales móviles o frente a una pantalla. A esto sólo puedo contestar con un simple “puede ser”. Aunque en realidad yo los veo inmersos en otras actividades que estos teléfonos les permiten y dudo mucho que alguno esté adentrado en las historias de Cervantes, Tolstoi, Víctor Hugo o Faulkner en su formato digital; es más, ni siquiera con las de Cohelo, el dichoso Dan Brown o Ken Follet.

 

Es cierto que la forma de leer ha cambiado. Ahora las personas buscan contenidos breves, que sean descargables a sus teléfonos o ebooks. Sin embargo, esto tiene un impacto en lo que entendemos tradicionalmente por “lectura” (incluso me atrevo a decir “lecturas serias”). Habrá que ver cómo afectará esto en el conocimiento general de las personas. Quizá esta tecnología dé la estacada final a lo que entendemos por cultura en la actualidad; aunque no hay que ser pesimistas, pues con algo se sustituirá esta idea y con suerte no vaya a ser tan malo. Entretanto, yo no quiero perder a los pocos lectores que tengo extendiendo más esta reflexión…

 

R.III

Anuncios

Acerca de Ramón Ortega (tres)

Ramón Ortega III https://unviajepersonal.wordpress.com/acerca-de-mi/ Ver todas las entradas de Ramón Ortega (tres)

4 responses to “Los smart phones han asesinado la cultura

  • Tania Ruiz

    Que ironia! Lei tu articulo en mi iPhone!

    Si bien es cierto que el nivel de lectura en Mexico es bajisimo y nos deberia dar verguenza como pais, no creo que sea por los smart phones. Al contrario, gracias a estos aparatos y las nuevas tecnologias como el facebook y el twitter, gente que nunca leia (principalmente jovenes) ahora se ven forzados a hacerlo para estar en comunicacion con sus contemporaneos. Definitivamente el contenido de estas comunicaciones no es para nada parecido a lo catalogado como “lectura seria”, pero creo que si eso es asi es por nuestro sistema educativo tan basico y deporable. Cuantos maestros de primaria, secundaria o prepa habran leido los clasicos de la literatura que mencionas? Es mas, cuantos habran leido libros de autores contemporaneos como Octavio Paz, Garcia Marquez, Cortazar, etc? La verdad creo que muy pocos.
    Si asi estan los docentes, los alumnos peor, no hay una figura que inculque el amor por la lectura.

    Me gusta

    • Ramón Ortega III

      Buena reflexión Tania. No pretendía que se diera la confusión de que la razón de que en México no se lee, sea causado por los smart phones. No, lo que pasa en México es un retraso significativo en la educación como muy bien mencionas. De hecho, se podría escribir muy a profundidad de ese tema. Lo que quería decir es que en España, cuyo nivel de lectura no es tan bajo como en México, creo que esta nueva tecnología está repercutiendo en un descenso de lecturas. Por otro lado, sí que se ven personas con el Iphone o un ebook leyendo cosas interesantes o “importantes”, jeje. No quiero poner tampoco en duda la buena utilidad de estos aparatos, pero la impresión que me da, es que la gente ahora cambiará el poco tiempo que dedicaba a la lectura a esta tecnología…

      p.s.- también leí tu comentario desde la Black Berry.

      Me gusta

  • Zarawitta (@Zarawitta)

    Hola Ramón, estoy de acuerdo con lo planteado. De hecho comento a raíz de los comentarios, y es que no me parece que leer el FB o el Twitter sea leer, de acuerdo al significado de “lectura” que abordas en el texto. No creo que comunicarse, sea lectura en ese sentido. Así que la gente cada vez lee menos LITERATURA.

    Claramente como dices: en México la gente no lee, al menos no lee mucho, en España la gente lee, pero cada día las personas de la UE que leían se pierden en sus smartphones, ejemplo es que al subirte al metro en París es impactante que 6 de 10, por dar una cifra, viajan en los trenes inmersos en sus aparatos pseudo inteligentes, ya nadie va leyendo.

    Triste cambio…

    Me gusta

  • Liz Martinez

    Quien no está acostumbrado a leer, continúa sin leer. Quien lo está, tiene mayor alcance a otras lecturas, cortas o largas, pero también de calidad, precisamente mediante esta tecnología. Si uno sigue en Twitter los contenidos que le atraen, todos los días podría recibir información interesantísima, que de otra manera sería difícil rastrear.
    Yo creo que más bien, ya no hay tiempo para los libros ni quién fomente el amor por la lectura, desafortunadamente. Además de que un libro es casi un objeto de lujo en México y tampoco estamos acostumbrados a acudir a las bibliotecas públicas (un comentario al margen, la famosa Biblioteca Vasconcelos está a un costado de la terminal del Tren Suburbano, ¿cuántos de los miles de usuarios diarios por casualidad lo saben o mucho menos, habitúan entrar a buscar un libro? ¿No hay tiempo, no hay manera?).
    Las revistas basura son las que tienen mayor venta y tiraje, eso es lo que se lee en México. Las personas están ávidas de chismes y distractores fáciles.
    La tecnología servirá para mucho, a quien sepa aprovecharla y a quien no está formado en el hábito de la lectura, lo alejará mucho más de ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: