El Papa se lleva la paz de Madrid

La mejor época para disfrutar Madrid es agosto. La temperatura puede alcanzar, en días calurosos, hasta 40º centígrados bajo sombra, pero en compensación la ciudad te ofrece algo que no te da durante el resto del año: la capital de España se convierte en un sitio apacible. Lo primero que notamos los vecinos de esta ciudad es el silencio. Las calles dejan de tener el bullicioso sonido de los miles de vehículos que transitan entorpeciéndose el paso unos a otros de septiembre a julio. Por las aceras el número de españoles también es reducido, con lo cual, sin los decibelios de sus estentóreas charlas, se reduce el vocerío al que estamos acostumbrados los que en Madrid vivimos. En esta temporada estival puedes viajar en metro o autobús sentado, o por lo menos, no apretujado. Y como por arte de magia desaparecen los empujones que ocasionalmente recibes por alguno de los cientos de personas que demandan, de esta forma poco sutil, que le dejes pasar. Durante un mes del año, uno puede andar sin prisa; uno puede disfrutar de su ciudad, .

 

Si vas al centro, sí que se ven muchas personas en la calle –la oferta turística es amplia, cosa que se comprueba en la demanda de los visitantes-. Pero al ser pocos los madrileños que por ahí se reúnen, el ambiente de calma se conserva. Si a uno le gusta la fotografía, no hay mejor temporada para salir a hacer algunos disparos con la cámara. Si sales por la mañana, podrás retratar los monumentos más emblemáticos de esta bellísima capital, sin la fastidiosa presencia de transeúntes que hagan peligrar la composición de tus fotos. Además, habría que tener muy mala suerte para que las nubes fastidien la buena iluminación que se consigue con un cielo despejado. De hecho, si tuviera que mencionar un día concreto, diría que el mejor para conseguir unas buenas instantáneas es el 15 de agosto. Es fiesta nacional, pero en Madrid, además, es el día que se festeja a la Virgen de la Paloma, una de sus fiestas más esperadas. Esto se traduce en un descomunal jolgorio la noche anterior al 15 que deja a los pocos madrileños que por aquí siguen, en cama hasta por eso de las once de la mañana. Qué mejor acontecimiento para un fotógrafo abstemio.

 

Pero este año la paz, único consuelo para los que no salimos de vacaciones durante este mes, nos la viene a fastidiar el Papa. Para empezar, se tendrá que alojar a 300 mil peregrinos que se quedarán en centros públicos (que me guarde Dios, aunque no crea en él, de decir lo que pienso al respecto) y 800 privados (pues algo habría de ganar a cambio). Pero en realidad el número de personas que llegará a esta ciudad, siguiendo a su líder espiritual, se cifra en más de un millón. Incluso el metro ha ofrecido a sus conductores jubilados jornadas de 100 euros para poder brindar el servicio adecuado dadas las exigencias. En consecuencia, este año ni silencio, ni ir sentado en el metro, ni fotografías de la capital vacía. Sólo me queda agradecer a Benedicto que me ayudara a decidirme a escapar de Madrid durante este mes. Me voy a un lugar, que compite con España como centro turístico de envergadura, pero quizá me proporcione esa sensación apacible que este sitio no podrá brindar en unas semanas: Me largo a Turquía a ver cómo es el ramadán…

R.III

Anuncios

Acerca de Ramón Ortega (tres)

Ramón Ortega III https://unviajepersonal.wordpress.com/acerca-de-mi/ Ver todas las entradas de Ramón Ortega (tres)

4 responses to “El Papa se lleva la paz de Madrid

  • Ramón Ortega H.

    Jejeje igualito al DF en semana santa…y sí que fastidio !

    Me gusta

  • Carlos

    Aun así espero que el 15, a eso de las 7am, no haya mucha gente, porque me convenciste de salir con la cámara…

    Hace un par de años, un 1 de enero en la Ciudad de México fui a tomar fotografías al centro histórico (como las 8am), una experiencia increíble ver a esas calles (acostumbradas al gentío) brillar en soledad: http://www.flickr.com/photos/carloscandiani/5227609044/in/photostream

    Me gusta

    • Ramón Ortega III

      Impresionantes las fotos Carlos. ¿Tienes más? porque ahí sólo hay tres del centro.

      De todas formas vas a poder hacerlo, porque el Papa llega el 16, y aunque supongo que habrá ya oleadas de personas para entonces, creo que guardarán fuerzas en la mañana para la llegada. Lo malo quizá es que ciertos monumentos sean tranformados en panfletos de sus santidad… 😦

      Me gusta

  • Zarawitta

    Yo tengo sólo un comentario:
    No quiero ver al Papa, no quiero ver a los niños que vienen a ver al Papa, no quiero escuchar nada al respecto, pero ¡yo no me puedo escapar Turquía!

    ¡Suerte la suya!
    Espero estén teniendo un gran viaje.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: