La literatura anónima y el traspaso de vida

Es sugestivo sentirse representante de una tendencia literaria, pero también es paradójico cuando se descubre que este movimiento consiste especialmente en el anonimato de sus participantes. Lo que significa que se es parte de una corriente que está llena de voces y que marcará a la historia de la Literatura, pero a su vez, esta multiplicidad expresiva es justo la causa por la que los autores son conocidos en pequeños circuitos y anónimos en los amplios. Muchos somos los seguidores de un puñado de creadores que han conseguido romper la barrera del silencio gracias a sus esfuerzos por divulgar su obra a través de Internet.

 

La literatura anónima y el mundo del blog

 

La construcción de un blog puede ser un pasatiempo o el trabajo más serio con el que un autor difunde su obra. Diario personal, foro de discusión, escenario de práctica, anecdotario, centro informativo, expositor poético, divulgador científico, galería fotográfica o pictórica, registro de maquetas musicales u otros medios audiovisuales… un blog es una herramienta de incierto alcance, un espacio de expresión artística y en algunos casos, un nuevo modo de vida.

 

¡Vida! porque eso es lo que significa para algunos autores la creación de sus obras. Porque es vida lo que se comparte a través de las posibilidades infinitamente crecientes que impulsa Internet, consiguiendo llevar este vigor a aquellos rincones en los que antes no era posible. Compartir y difundir, leer y disfrutar. ¿Comprar? El arte no debe tener precio, por mucho que nuestro mundo nos haya engañado poniéndole un coste económico a todos los ámbitos que rodean nuestra cotidianidad. Las distribuidoras, discográficas, editoriales tiemblan ante la gratuidad del arte, porque ellas se asientan en esa comercialización construida que muy bien han sabido diseñar. ¿Que los autores merecen un pago? ¡Qué mejor pago que el de ser realizador de una producción creativa, y que paroxismo el de saber que alguien disfruta con ella! Hay que desconfiar del creador que vive para publicar y vender su obra o para lucrar de alguna forma con ello. ¿O acaso eso no es más que un fin utilitario que poco tiene que ver con el arte? Y que conste que no estoy diciendo que un autor no merezca ganarse el pan a través de sus obras, faltaría más, pero no puede ser éste el pábulo de su acción artística.

 

Por eso es que en los blogs es donde se encuentra la pureza artística. Sitios que no tienen mayor pretensión que la de mostrar, la de compartir. Ya sea exhibir, divulgar, entretener, divertir, conmover, denunciar, opinar o simplemente esbozar, los post de estos escenarios están llenos de verdad, de autenticidad. Su germen se encuentra en el exorcizar las impurezas, o bien en el vaciar aquellos sentimientos que no queda más remedio que liberar. ¿Y lo hacen por dinero, por fama, por notoriedad? ¡No! Lo hacen porque les da la gana, o más bien, porque no pueden dejar de hacerlo. Porque (aunque ya sea reiterativo) es su modo de vida y no hay más que hablar.

 

Cuando el hoy comienza a ser ayer

 

Cuando el hoy comienza a ser ayer se muda. Evoluciona en forma, porque en contenido ya lo ha venido haciendo desde sus inicios, allá cuando era sólo un correo electrónico que llegaba con puntualidad todos los días. De eso hace ya más de diez años y éste, mi inicial escenario de práctica, se mantiene, ahora como el centro de mi universo creativo. En la constante búsqueda de nuevos horizontes y de mayor alcance dejo el blogspot para dar paso al wordpress (dos plataformas de blog, la primera más sencilla en uso, la segunda con un toque de mayor seriedad y complejidad) . Y es que esto ha sido lo más parecido que he encontrado a dejar a una pareja. Pero a diferencia de esta comparación, mi relación con blogspot ha ido bien y no hay otro motivo que el de haberme encontrado un mejor espacio, con más calidad y apariencia más profesional. Quizá por esta razón los remordimientos me acosan como cuando uno comete una infidelidad. Echaré de menos el soporte tecnológico que tanto avivó mi mundo durante estos cuatro años. Pero en la vida hay etapas, y así como abrimos puertas, también hay que saber cerrarlas.

 

En esencia Cuado el hoy comienza a ser ayer seguirá siendo lo mismo. Sólo espero que usted, querido lector, se sienta más cómodo paseando por estos nuevos rincones. Me encantará que me ayude a darle vida con sus comentarios, que lo comparta con sus conocidos, que lo sienta tan suyo como yo ahora lo siento mío. Déjese seducir y sea tan infiel como este escritor anónimo Ramón Ortega III.

R.III

 

Anuncios

Acerca de Ramón Ortega (tres)

Ramón Ortega III https://unviajepersonal.wordpress.com/acerca-de-mi/ Ver todas las entradas de Ramón Ortega (tres)

One response to “La literatura anónima y el traspaso de vida

  • Ramón Ortega H.

    Éste formato se ve muy profesional, parece cómo si estuviera leyendo un libro o una revista. Bien por ti cerdin !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: