Desalojo de Barcelona: Apaciguar a los indignados a golpes.

A 13 días de las acampadas del movimiento 15-M en las principales ciudades de España, el número de asistentes apenas se ha reducido un poco. Sobre todo ha retomado fuerza a raíz del violento desalojo de los acampados de la Plaza de Catalunya en Barcelona. Las primeras cargas comenzaron ayer alrededor de las 9,00 de la mañana con el fin de que las brigadas de limpieza pudieran asear la zona. Sin embargo, los Mossos d’Esquadra se abrieron paso a golpes contra unos 200 participantes que permanecían sentados para impedir el paso a los vehículos de seguridad y limpieza.

Una treintena de coches de limpieza atravesó la plaza cargando con todo tipo de objetos. Desde tiendas de campaña, hasta pancartas, mochilas, sacos de dormir, comida e incluso algunos portátiles de los acampados. Según la policía estos objetos podrán ser recuperados el lunes, cosa que parece difícil ya que la recolección parecía más destinada a un vertedero que a una comisaría.

No hay que ser muy inteligente para comprender que desalojar a indignados a punta de golpes causaría una indignación mayor. Ayer en la tarde ya Plaza de Catalunya tenía una ocupación tan grande como en los primeros días del movimiento. Miles de personas se congregaron e instalaron nuevamente las tiendas de campaña. En la Plaza del Sol en Madrid (uno de los principal centros neurálgicos del movimiento 15-M) se reunieron también miles de personas que dieron un grito real, no mudo –grito protagonista del movimiento que consiste en que todos levanten y agiten las manos al mismo tiempo- como apoyo a sus compañeros de Barcelona.

Después del iracundo desalojo de Barcelona nuevamente se han congregado muchos asistentes. Sin embargo, las asociaciones integrantes del 15-M saben que estas acampadas terminarán por disminuir y desaparecer. Por esta razón se están planteando la creación de estrategias que permitan mantener con vida este movimiento. Algunas de ellas son la propuesta de una movilización europea para finales de junio, la creación de un wikiparlamento para formalizar propuestas en un foro de Internet tipo Wiki, el desarrollo de la democracia 4.0 que permitiría a la ciudadanía participar on line en decisiones políticas, y la extensión del movimiento en red por barrios y ciudades menores.

El movimiento 15-M ha conseguido la atención de la comunidad internacional gracias a las acampadas multitudinarias, pero es evidente que esta forma de manifestación no puede prolongarse indefinidamente. Nuevas alternativas tienen que buscarse si se quiere realmente un cambio en la forma de hacer política y en una participación más efectiva por parte de los ciudadanos. La actitud, los ideales y la organización ya están en la mesa, ahora sólo habrá que aprender a jugar con ellos.

R.III

Para ver el vídeo pincha sobre él

Anuncios

Acerca de Ramón Ortega (tres)

Ramón Ortega III https://unviajepersonal.wordpress.com/acerca-de-mi/ Ver todas las entradas de Ramón Ortega (tres)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: