>El por qué del tres

>

Porque se lee “tres” y no “tercero”, pese a que la grafía de los números romanos nos invite a esa enunciación. Tercero tiene una esencia rancia y tradicional que suena a monárquico o por lo menos a nobiliario. Ambas opciones me producen dolor de estómago; ¿puede haber algo más decimonónico que la arcaica creencia de diferenciar a unos hombres de otros por motivos hereditarios? ¡No! todo aquello que vaya en contra de la igualdad –el primer valor en mi escala axiológica- me produce escalofríos y otros malestares que ahora no cabe mencionar…
¿Entonces por qué el tres?
Todo se debe a las aventuras del Dr. Pinzetti. Pero, momento, me estoy adelantando. Quizá el punto radica en el origen de mi empecinamiento por las letras; el instante justo en que tomé la decisión de escribir con seriedad. O quizá tenga que ver con la admiración que siento hacia mi padre; un respeto que me hizo tener la esperanza de convertirme en un médico tan respetable y eficiente como lo es él. Una consideración que no me salió como quería y aquí me tienen escribiendo esta palabrería. Quizá es una combinación de todo…

Seamos un poco más concretos. Hace unos quince años realicé un viaje familiar por la península de Baja California Sur: Los Cabos San Lucas, San José del Cabo, La Paz, San Ignacio, Loreto, Santa Rosalía… Una travesía que, sin saberlo entonces, marcaría mi camino profesional. Una simple bitácora de viaje en la que intenté capturar aquellos detalles sobresalientes que salían a nuestro encuentro, me llevaría por los senderos de las letras.

A la vuelta del viaje pasé a limpio todos esos apuntes que tomé durante nuestros peregrinaje y les di forma. Unas semanas después le presentaba a la familia el producto final. Ya fuera por el cariño, ya porque realmente lo creyeran, resulta que el textito fue bien recibido; tanto que me dieron ganas de continuar escribiendo (arriba el refuerzo positivo). Pero fue especialmente importante el reconocimiento que me hizo mi padre al decir que al estar leyendo la bitácora había podido revivir aquella jornada.

De ahí vinieron más ensayos literarios y no tan literarios, pero estoy seguro, estimado lector, que ahora estará pensando que esto parece tener poca relación con el tres; que ya me estoy yendo por las ramas. Pues en realidad no es así. Ya muy entrado en mis prácticas estilísticas me encontré con la sorpresa de que mi padre también había decidido probar suerte con una novela. Una obra cuyo principal personaje era el Dr. Pinzetti (protagonista que tiende a aparecer y desaparecer en distintos relatos y novelas de la familia Ortega).

Mi padre, aunque debería, no ha llegado a terminar la novela, en cualquier caso el dilema se encontraba latente. Si algún día la publicaba ¿qué íbamos a hacer con nuestra firma? La respuesta me llegó a manos de uno de mis escritores preferidos: Paco Ignacio Taibo II (ese también se lee “dos” y no “segundo”). En su libro Primavera Pospuesta cuenta cómo se encontró en la misma encrucijada: su padre Paco Ignacio Taibo I llevaba ya muchos años como escritor y columnista cuando a PIT.II le dio por escribir también. Por tanto PIT.I tomó una determinación y desde entonces comenzó a escribir su firma con ese “I” después del Taibo. La idea era que la gente los diferenciara.

Tanto me identifiqué con su historia que desde entonces firmo con el Ramón Ortega III (sí, “tres”)… porque se lee “tres” y no “tercero”…

R.III
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Anuncios

Acerca de Ramón Ortega (tres)

Ramón Ortega III https://unviajepersonal.wordpress.com/acerca-de-mi/ Ver todas las entradas de Ramón Ortega (tres)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: