>La Fiesta Española

>

España está acostumbrada al festejo. Cada esquina de sus ciudades, sus poblados, sus barrios, en algún momento u otro, se engalanan con música, comida, juegos y, claro está, alcohol. Bajo el pretexto de una cantidad inmensurable de santos y vírgenes, los españolitos salen a la calle para, como en aquellas bacanales griegas (posteriormente paganas), deshogar su espíritu de tanta cotidianidad contenida. Y como dice Serrat: “Hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano bailan y se dan la mano sin importarles la facha.”

San Isidro, el padrón de Madrid, no podría ser la excepción para montar una buena fiesta. Y ahí aparezco yo, que con cada vez menos inventiva para entretener a mi hijo, se me ocurrió la buenísima idea de llevarme a Ramón IV al Prado de San Isidro (epicentro mismo de la pachanga). ¿Qué encontramos ahí? Cientos de personas sería quedarme corto, estentórea ¿música?, no justificaría por completo el pitido que continúa zumbando en mis oídos y continuados puestos de comida de la más amplia variedad y calidad. Y en la colina, levantándose como una gran invitación infantil, juegos mecánicos que iban desde carruseles para diversas edades, hasta una muy atípica, pero ingeniosa, casona del terror.

Para los que estén formando en sus cabecitas la idea de un Disney World en pequeñito, por favor, vayan sacándola de sus cabecitas. De ninguna manera, estos juegos no pasarían ni con un sustancioso soborno cualquier tipo de “ISO”, por mediocre que un estándar de calidad hubiese sido creado hasta el momento. Las personas que manipulaban los juegos e iban introduciendo a nuestras queridas fierecillas en las atracciones (pseudo)mecánicas, no eran parte de un personal contratado para la ocasión con impolutos uniformes y una gentil sonrisa en la cara; mucho me temo que no. Los dichosos administradores de diversión entre ronda y ronda de juegos, no sólo recibían el dinero de los gustosos padres, sino que se tomaban sus cervezotas o calimochos (vino con coca-cola), se fumaban un porro y no dudo que alguno diera la vuelta a la atracción para pincharse (¿Tal vez este trabajo le aseguraría una dosis diaria durante todo el mes?).

Preguntarse por cinturones de seguridad; ¡qué digo cinturones! Preguntarse por “la seguridad” sería todo un lujo. Pero así, como las palabras de Serrat, arriba citadas, en este ambiente familiar todo estaba permitido. Lo único importante era divertirse, bailar, beber y jugar. Y eso mismo fue lo que Ramón IV y yo hicimos.

Anuncios

Acerca de Ramón Ortega (tres)

Ramón Ortega III https://unviajepersonal.wordpress.com/acerca-de-mi/ Ver todas las entradas de Ramón Ortega (tres)

2 responses to “>La Fiesta Española

  • Virgilio Sofistófeles

    >”[…]Para los que estén formando en sus cabecitas la idea de un Disney World en pequeñito[…]”Hombre, ni me había pasado por la cabeza mee, más bien pensaba en las ferias similares de por acá, en las que podríamos apuntar casi la misma descripción, salvo que en vez de calimochos le llaman cubas –el ron puede ser la diferencia–, en vez de cubas mezcales, y en vez de porros una piedra, jojojo. Ah, y en vez de Tiques a 2.50 venden voletos a 10 o 20, cada coste en su moneda.Pero bue, ojalá se te ocurra algo hoy para entretener a tu hijo, manito, y pases con el un hermoso cumpleaños. ¡¡Felicidades sudaca de mi alma!!

    Me gusta

  • Anonymous

    >filicidades sudaca de la mía también. Eso tenías que haberlo contado, (que era tu cumple).¡el alma al aire libre para escribir siempre, rey moro!Lo demás que pienso ya lo tienes en tu mail, siéntete libre y con alas, como las compresas, para publicarlo o no, a mí me dá pereza ya. Juarrrl!tu exmujer

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: